Cómo poner una salsamentaría

¿Te llama la atención este tipo de negocio y quieres saber cómo poner una salsamentaría? Una de las razones por las que el sector de las carnes frías ha tenido tanto impulso en los últimos años, es que son un tipo de producto alimenticio que goza de popularidad por su precio, sabor y facilidad de uso. Además de contar con una amplia gama de variedades que le permiten adaptarse a cualquier ocasión especial, desde eventos sociales hasta cenas familiares, de cualquier estrato socioeconómico.

Como poner una salsamentaría

Imagen cortesía de Hans / Pixabay

Si a esto añades la oferta de otros productos como derivados lácteos, panes, salsas de varios tipos y aceites, tu salsamentaría puede hacer las veces de distribuidora para negocios de comidas.

¿Que necesito para poner una salsamentaría?

Productos: por lo general, en las salsamentarías se ofrecen productos cárnicos de pollo, pavo, cerdo y res en presentaciones de salchichas, jamones, mortadelas, chorizos tradicionales o tipo coctel, salchichones, cábanos, tocinetas, perniles, lomos o costillas.

Maquinaría: para la distribución y venta de productos de salsamentaría, ya sea al por mayor o al detal, debes contar con los equipos adecuados como: frigoríficos, cortadoras de jamón y queso (si vendes lácteos), cuchillos, tablas de corte, molinos de carne, moldeadoras, balanzas, afiladores y demás accesorios utilitarios como elementos de seguridad.

Establecimiento: ten en cuenta que, además de una ubicación idónea, el local que elijas debe contar con un espacio suficiente para desplazarse sin obstáculos, buena iluminación, ventilación y que este adecuado para cumplir con las normas sanitarias que exijan los entes gubernamentales de tu población.

Buenas prácticas: La salsamentaría es un tipo de negocio que demanda una continua manipulación de comestibles por lo que la higiene es vital, tanto en los elementos como en los procesos que realizan los empleados. Por lo que es importante que estén capacitados para minimizar el riesgo de un posible accidente o percances a la comunidad, por mal manejo de los productos.

Recomendaciones al montar un negocio de carnes frías

  • La presentación de los alimentos es importante en este tipo de negocio, así como la eficiencia al cortar los mismos. Cuidando que las porciones salgan con el peso adecuado. Si implementas estos controles y organizas los inventarios de manera eficiente será ventajoso, tanto para el cliente como para ti, pues te permite identificar y disminuir el desperdicio.

  • Por lo exigente de la labor, los equipos para salsamentaría están expuestos a desgastes que son normales, como desajustes en piezas o deterioros por el contacto constante con los alimentos. Es primordial que estés pendiente del estado, ajuste y calibrado de la maquinaría, para los correspondientes mantenimientos o reparaciones.

  • Cuando adquieras los implementos para tu salsamentaría no te guíes solamente por los precios bajos. Ten presente la facilidad para conseguir repuestos y si es posible, ten a la mano los datos de más de un proveedor o servicio técnico.

  • Para la preservación de productos de la industria salsamentaría que requieren refrigeración, la cadena de frío debe conservarse de manera ininterrumpida, por lo que no se deben desconectar los frigoríficos, ni siquiera en la noche. De lo contrario, se podría incentivar el deterioro de los mismos.

  • Aprovecha el impulso de las temporadas tradicionales con publicidad alusiva a las mismas. Además, tus ventas en la salsamentaría tendrán más impulso si incluyes degustaciones de carnes frías, todo depende del enfoque que le des al negocio

  • Si ofreces domicilios, verifica que los despachos se hagan de manera puntual. Una parte de la clientela de las salsamentarías está representada en pequeños y medianos negocios como venta de comidas rápidas y restaurantes.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *