Ley de Pareto en los Negocios: Menos esfuerzo más Rentabilidad

Pareto, cuyo nombre completo es Vilfredo Federico Damaso Pareto digamos que le gustaba un tanto la filosofía, otro poco la sociología y no menos la economía; con todos estos conocimientos en mente una tarde del año 1906 observo y llego a  concluir algo que nosotros hoy en día sabemos y sufrimos:

El 80% de la riqueza está en manos del 20% de una población privilegiada y el  otro 20 % de la riqueza se distribuye en las clases medias y bajas que son el 80% de la población.

La anterior es la ley de  Pareto expuesta con términos para entenderla hoy en día. También es conocida como principio de Pareto, La ley del 80-20 o La regla del 80-20.

Dado que Pareto llego a esta conclusión de manera empírica, debemos entender que no son cifras exactas sino que son valores aproximados. La relación según las circunstancias podría ser por ejemplo: 30-70 o 90-10. Sin cifras podría ser expuesta como:

Unos pocos tienen mucho y mucha gente tiene poco.

Otros ejemplos de la ley de Pareto:

Como puedes ver la ley de Pareto tenía un contexto social y económico pero dada la popularidad de este principio se ha ido diversificando su aplicación y también empíricamente se ha observado que más o menos se cumplen para otros contextos los siguientes ejemplos:

  • El 80% de tus resultados provienen del 20% de tus esfuerzos.
  • El 80% de los favores importantes los recibirás del 20 % de tus amigos.
  • El 80% de tu trabajo lo haces con el 20% de tu educación.

Hay muchos más, ¿Que otros ejemplos puedes tu encontrar de la ley de Pareto? Déjame tu ejemplo con el formulario de comentarios. Quiero ahora pasar a los negocios y como poner en práctica esta ley.

Ley de Pareto.

Ley de Pareto. Imagen cortesía de renjith krishnan / FreeDigitalPhotos.net

Tres maneras de aplicar la ley de Pareto a tu negocio.

En los negocios se puede observar la ley de Pareto, la idea ahora es ver cómo sacarle provecho para hacer tu negocio más rentable.

El 80% de tus ganancias provienen del 20% de tus clientes

Hay negocios que tienen gran cantidad de clientes pero la mayoría de estos clientes solo te desgasta y te hace perder gran cantidad de tiempo mientras las ganancias que te proporcionan son ínfimas.

Por ejemplo supongamos que tienes un negocio de bisutería. Tienes diez clientes.

De los cuales siete u ocho de ellos constantemente te llaman al teléfono a preguntarte sobre tu producto, te piden que si puedes llevar el producto a domicilio, frecuentemente te piden rebaja, a veces hacen devoluciones y compran máximo uno o dos productos cada trimestre.

Los otros tres o dos clientes en cambio visitan poco tu negocio pero cuando lo hacen compran bastante bisutería y los productos que más ganancia dejan, Pagan al contado, en efectivo y sin pedir descuento. Se despiden dando sonriendo y dando las gracias prometen volver a comprar en tu negocio y en efecto vuelven a comprar constantemente.

El consejo a poner en práctica: Busca un mecanismo para deshacerte de los primeros ocho clientes, créeme te saldrá más rentable, te están haciendo perder tiempo y ya sabes el tiempo es oro. Centra tu atención en esos dos o tres clientes que constantemente hacen buenas compras.

Prioriza Calidad de Clientes por encima de cantidad de clientes.

El 80% de tus ganancias provienen del  20% de tus productos

Sea cual sea tu negocio notaras que más o menos el 20% de tus productos que se vende más y dejan más ganancia mientras que otros y son muchos, 80% se venden muy poco. Veamos algunas sugerencias para mejorar las ganancias de nuestro negocio teniendo en cuenta estas dos clases de productos.

  • Ubica ese 20% de productos más rentables en el lugar más visible de tu local.
  • Trata de dejar de producir o comercializar ese 80% de productos que pocas ganancias dejan lo único que hacen es quitarte energías y espacio en tu local.
  • Orienta el 80% de tu esfuerzo y dinero de publicidad en el 20% de tus productos más rentables.
  • Trata de dejar de producir o comercializar ese 80% de productos que pocas ganancias dejan lo único que hacen es quitarte energías y espacio en tu local.

El 80% de tus ingresos deberías producirlos en el 20% de tu tiempo

Los mejores negocios son los que toman menos del 20% de tu tiempo administrarlo. El día tiene 24 horas, el 20% sería un valor entre cuatro y cinco. Cuatro o cinco  horas diarias es más que suficiente para tener un negocio de éxito.

Créeme he visto personas que se la pasan 16 horas al día en el negocio. En mi opinión esto es como diría Frank Kafka “Quitarle el látigo a el amo para fustigarse a uno mismo”.

Lograr que un negocio ande exitosamente sobre ruedas sin nuestra presencia es el camino a la independencia financiera.

Aprende a delegar, enfócate en negocios que sean tan rentables que  corto plazo puedes nombrar a otra persona como administradora y tu ser el dueño que das las pautas y marca los objetivos de tu negocio. Debes en cuando pasaras a revisar el cumplimiento de estos.

Poco a poco tu negocio será tan excelente que solo  tomara de cuatro a cinco horas a la semana, nota que digo semana y no días. Y en unos cuantos años solo te fijaras en el tiempo que  te tomas ir a cambiar el cheque al banco y camino al banco habrás confirmado que: El Gran Negocio es Ser Emprendedor.

Si quieres aprender más suscríbete gratis a nuestro boletín de artículos nuevos.

Para reflexionar y no dejarlo solo en palabras saca lápiz y papel y dale una respuesta  a la siguiente pregunta: ¿Cómo crees que puedes aplicar estos consejos a tu negocio?, si quieres puedes compartir tu respuesta dejando un comentario. Feliz negocio a todos.

9 Comentarios
  1. Mario
  2. elkin
  3. Alma Marlene Sandoval
  4. Laura
  5. deisy
    • Administrador
  6. ALEJANDRO X
    • Administrador

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *