Richard Branson: Hacer Negocios y Vivir al Máximo. Primera parte

Richard Branson es uno de los emprendedores cuya  vida  más  puede inspirar a todo aquel que desea seguir el camino del emprendimiento. Es el ejemplo más atrayente que hay sobre cómo hacer negocios y vivir la vida al máximo, es un sí rotundo a la pregunta ¿Se puede hacer dinero y divertirse al mismo tiempo? Conozcamos sin más preámbulos la vida de Richard Branson:

Richard Branson

Richard Branson

Richard  nació en londres el 18 de julio de 1950 producto del amor de un abogado llamado James Branson y de una azafata llamada Huntley Flindt después se cambiaria el nombre a Eve Branson.

Académicamente dejaba mucho que desear, sufría de dislexia, esto es un ejemplo más que no es necesario sacar las mejores calificaciones en el colegio para ser un emprendedor.

En el colegio destacaba en los deportes y su buena comunicación, es decir era un tipo activo, extrovertido que le gustaba intercambiar palabras con otras personas.

Primeros Negocios: Mucho Rock y Mucho Dinero.

A finales de los años 60 la fiebre del rock se había tomado la juventud de Londres, Richard Branson, se dijo, “así que les gusta mucho el rock, pues vendamos una revista sobre rock”. Lógica simple, práctica y bien remunerada aplicada a los negocios. Así creó una revista llamada Studen, la cual fue un éxito.

Tras viajar a través del canal de la mancha consiguió saldos de discos, llego a Londres, empaco unos cuantos de estos discos en su automóvil y a vender.

También fue un éxito su estrategia novedosa de vender discos por correo.  Innovar, no te repitas, la gente adora las ideas de negocios novedosas.

 Richard Branson emprendió en una temática que no tenía muchos conocimientos sin embargo tuvo éxito, vio una oportunidad y la aprovecho, observo que el rock estaba en tendencia y con determinación monto su negocio en relación al rock, sin ponerse excusas como “es que yo no tengo conocimientos sobre ese tema”.

Un paso importante: Además de vender quiero grabar discos

Al principio de los años 70 cuando el rock en Londres continuaba en apogeo ya era dueño de las tiendas de disco Virgin Record, Richard Branson  pensó: “Vendiendo discos vamos bien, pero podemos ir aún mejor” así que decidió crear su propia compañía discográfica.

Esta compañía se llamo Virgin Record compro una mansión y la transformo en un estudio de grabación,  el dinero para compra la mansión la consiguió haciendo prestamos a amigos y a bancos.  No pienses que a nuestro amigo Branson le regalaban el dinero, como todo emprendedor tuvo que correr riesgos de inversión.  El primer disco que produjo su compañía disquera fue un éxito llevándolo a convertirse en un millonario cuando tenía tan solo 25 años.

¿Por qué ponerle el nombre de Virgin a un negocio?

Sobre el nombre Virgin hay dos versiones, a la larga las dos pueden a ver sido complementarias.

La primera versión del nombre Virgin hace relación a los discos de segunda que vendía Richard Branson, a  pesar de ser segunda mano, El ingenioso Richard, solía decir a sus clientes algo como “están casi nuevo, no han sido tocados, son vírgenes”.

La segunda versión dice que el nombre Virgin surgió en una reunión que Branson sostenía con sus amigos emprendedores, uno de ellos sugirió el nombre de Virgin dado que todos ellos eran vírgenes en cuanto a negocios.  Richard Branson mucho tiempo después en medio de risas diría que al menos alguno era virgen también en otro contexto.

Arriesgando y superando la crisis.

A mediados de los años 70, en Londres la música punk le decía al rock “Abre paso que aquí voy yo”.  Sex Pistols era una agrupación pionera en el punk, pero ninguna compañía daba un peso por ella.  Pero el ojo emprendedor de Richard Branson aposto por ellos. Arriesgó y ganó, el primer disco que grabo Sex Pistols con Virgin records fue un éxito.

Todo emprendedor es calculador, Nuestro amigo Branson notaba que el éxito de la música es efímera, así que decidió diversificar su inversión y abrió dos clubes nocturnos.

A finales de 1970 la gallina de los huevos de oro Sex Pistols se estaban autodestruyendo en un frenesí de drogas. Llego el año 1980 y Virgin tenía  más de un millón de dólares de deudas y su mayor generador de ganancias, es decir Sex Pistols, ya no existía. Richard Branson no se detuvo a lamentarse, por lo contrario, fue a la búsqueda de otros artista y consiguió grabar a Phil Collins. La saco del estadio consiguiendo grabar con Boy George.

Y esa deuda de un millón de dólares la convirtió en 15 millones de dólares de ganancia. De menos a más, todo un emprendedor. Hacia 1984 a los 34 años ya era un multimillonario.

En este momento es que me doy cuenta que el artículo se me estaba haciendo demasiado largo. Así que decido crear una segunda parte.

No te la pierdas, en la segunda parte te compartiré la historia de emprendimiento que más me ha gustado del buen Richard.

En los comentarios de esta primera parte puedes dejarme tu opinión sobre los primeros pasos de Richard Branson que hoy has leído.¿Qué puedes rescatar de lo escrito hasta ahora que te pueda servir a ti como emprendedor?

Suscríbete Gratis a El Gran Negocio.
Recibe en tu email las Nuevas publicaciones...

+ Conoce los negocios más rentables.
+ Consejos para ser un Excelente Emprendedor.
+ Artículos de interés sobre dinero y mucho más…

Recuerda es totalmente Gratis  y puedes darte de baja cuando quieras.
Te aseguro que muchas cosas interesantes y de valor obtendrás.

3 Comentarios
  1. ermacu@gmail.com
    • Administrador
  2. ermacu@gmail.com

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *