Tipos de publicidad engañosa

Presentamos los tipos de publicidad engañosa que usan las agencias para persuadir a los consumidores. Son estrategias que aquí explicamos para que te quede más fácil identificarlas y si tienes tu propio negocio, procura no usarlas.


Tipos de publicidad engañosa

Pero antes de enunciar estos tipos de publicidad es pertinente que demos una clara definición:

¿Qué es publicidad engañosa?

Por publicidad engañosa se debe entender toda aquella publicidad que brinda información falsa o incompleta de algún producto o servicio con el objetivo de confundir al consumidor.

Aclarado este concepto, podemos proseguir con la explicación de los tipos de publicidad engañosa:

Hacer creer que se ofrece el precio más barato:

Por ejemplo, mostrar una tabla comparativa de precios, donde aparece con el precio más barato. El truco esta, en que en la tabla no se registran las empresas que brindan los precios más bajos.

Ocultar costos adicionales:

Este tipo de publicidad engañosa sucede cuando se ofrece por ejemplo un precio en un plan de telefonía móvil; el usuario adquiere el plan, pero en la factura mensual le cobran cargos adicionales que se ocultaron en la publicidad y solo aparecen en la letra pequeña del contrato que ser firmo.

El cebo:

Es uno de los tipos de publicidad egañosa más usado por las campañas de publicidad y una de las más difíciles de demandar. Ejemplo: La marca anuncia un excelente producto a un irresistible precio. Cuando el cliente hace presencia en la tienda, el producto misteriosamente se ha agotado. Se le ofrece al cliente productos de menor calidad.

El producto anunciado sirvió de cebo, de carnada para que el cliente sea acercara a la tienda donde puede ser presa fácil de los vendedores.

A propósito de clientes, hay un interesante artículo que te recomiendo leer ya mismo: servicios de un cliente misterioso.

Imagenes engañosas:

Se presenta con frecuencia, y se trata de un engaño visual. Ejemplo: Mostrar la imagen de una hamburguesa jugosa y de gran tamaño en la publicidad; pero en realidad, al momento de comprar te dan una hamburguesa seca y muy pequeña.

Este engaño se presenta mucho en juguetes y en productos comestibles que vienen empacados. La empresa se libra de demandas, aclarando con letra muy pequeña que “la imagen podría no corresponder a la realidad”.

Engaño de reducción de precios:

Ejemplo: Un producto siempre ha estado a 10 dólares. Si la empresa quiere aumentar las ventas de ese producto, entonces saca un letrero que dice: “Antes 20 dólares, llévela hoy al 50%”. El cliente cree que el producto presenta un descuento real y termina comprando varias unidades.

Si no quieres ser estafado con un tipo de publicidad engañosa, te recomiendo leer: ¿Son mentiras los descuentos y las promociones?

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *