¿Tu salario subió tanto como la inflación o te engañaron?

Por mucho que hayan subido tus ingresos, si estos no fueron superiores a la inflación, estás perdiendo poder adquisitivo. De cierto modo, estás perdiendo dinero.


Salario superior a la inflación

Poco sirve que tu salario o tus ganancias suban, si este año no puedes comprar tanto, como el año pasado. Vamos a explicarlo en este artículo.

¿Qué es la inflación?

La inflación es el aumento generalizado de los bienes de los precios de los productos y servicios. Se indica en porcentaje.

Es decir…

La inflación indica en que porcentaje subieron los precios de los productos y los servicios que consumimos.

El año pasado un kilo de arroz costaba, 1 dólar y hoy cuesta 1,100; entonces subió el 10%. Datos similares se pueden presentar con la subida del transporte, la carne, el pollo, las frutas, la factura de energía y un largo etcétera.

Aprende a establecer un precio de venta aquí.

¿En realidad tu salario sube?

Ahora que tienes una idea de lo que es la inflación, analicemos si realmente los salarios suben.

Para saber cuánto subió tu salario lo debes comparar con la inflación. Veamos un ejemplo. (Usare dólares, y cada quien debe hacer la conversión a la moneda de su país).

Supongamos que el salario mínimo de un país en el año 2018 es $400 dólares. Y para el 2019 se establece en $420 dólares.

En este ejemplo, el salario subió, el 5%.

Esta es la información con la que muchos se quedan. Se dan por satisfechos e incluso agradecen con que al menos han tenido un aumento.

Pero…

Los medios informan que: “La inflación fue del 7%.”

¿Qué quiere decir esto?

Quiere decir que los precios de los productos que tú necesitas comprar, aumentaron más que tu salario. Es decir:

En el 2019 a pesar que tu salario aumento, no podrás comprar tanto como en el 2018.

La triste realidad:

La triste realidad es que los salarios comparados con la inflación suben muy poco o no suben en lo absoluto.

¿Cuándo la inflación es buena?:

Con el ejemplo anterior, podríamos caer en el error de satanizar la inflación. Pero, la realidad es que, para que la economía tenga dinamismo, la inflación debe subir.

Por supuesto esta subida debe ser moderada. Una inflación del 2% o 3% es una cifra ideal.

La mayoría de países, pueden funcionar bien con un inflación alrededor del 5%. Pero cuando la cifra comienza a rondar el 10%, hay que estar alerta.

Cifras del 100% y 150% se ven en países con profundas crisis económicas y sociales.

Cuando la población de un país consume bienes y servicios, es decir aumenta la demanda; se produce una “normal” subida de precios. En este caso la inflación es buena, porque obedece a que la población tiene un buen poder adquisitivo.

Cuando los consumidores son conscientes que cada año los productos suben de precio, se animan a comprar, de lo contrario su dinero se devalúa. Este “buen” fenómeno es el engrase para que la economía funcione.

¿Qué pasaría si no existiera inflación?

Si no existiera inflación; la gente guardaría su dinero, porque sería lo mismo comprar hoy, que hacerlo cinco años después.

Bajaría el consumo, las ventas de los comercios descenderían.

Si las ventas bajan, las empresas tendrían que despedir personal para mantener la rentabilidad.

El desempleo aumentaría en el país. Las personas desempleadas no tienen dinero para comprar.

Si pocos compran, ya no basta con despedir empleados, las empresas se verían obligadas a cerrar.

Nos veríamos en un país con desempleo y sin empresas. Una crisis económica total.

Los ingresos deben ser superiores a la inflación

Por lo expuesto anteriormente, la gran conclusión es que:

Los ingresos deben ser superiores a la inflación.

Si en tu país la inflación fue del 4%, sería grandioso que tu salario suba a una cifra cercana al 10%. El aumento real sería del 6% (10% – 4% = 6%)

Si eres emprendedor, tus ganancias deben subir cada año por encima de la inflación, de lo contrario, sin darte cuenta, estás perdiendo dinero.

Los inversionistas internacionales y locales no montarían un negocio en un país donde la inflación es superior al aumento de los salarios.

Si eres empresario, procura aumentar el poder adquisitivo de tus empleados. Esto es, pagarles para que puedan:

  • -Consumir los bienes necesarios.
  • Ahorrar.
  • -Consumir bienes no necesarios, pero que movilizan la economía.

Otras observaciones importantes sobre la inflación:

Si vives de la renta, es decir de alquilar una casa o un local, cada año debes aumentar el precio del alquiler tanto o un poco más que la inflación.

Si eres propietario de una casa; cada año o cada tres años, verifica que su valor ha subido. No quieres tener un bien raíz que se está desvalorizando.

¿Cuánto gana de intereses tu cuenta de ahorro?
Si el porcentaje de intereses que te da tu cuenta de ahorro es menor que la inflación, estás perdiendo dinero y te conviene más invertir tu capital en ahorros a término fijo, en acciones o en finca raíz.

Realiza tu propia comprobación de cuanto subieron los productos que consumes. Esto es, ir al supermercado y detallar los precios de los productos. Compara tus facturas de internet, servicios públicos y educación del año anterior con las del nuevo año.

La anterior comparación te dará una idea más precisa de cuanto ha subido tu costo de vida y cuanto es el aumento de salario que debes pedir, o cuanto debes aumentar tus ganancias en tu negocio.

La relación entre inflación y salarios es algo que todos deberían saber. Te pido el favor de compartir este artículo en redes sociales, ayudaría a la economía y calidad de vida de todos.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *