Cuándo cerrar un negocio y cuándo continuar

¿Cuándo cerrar un negocio? En este artículo te ayudaremos a decidir si debes abandonar o continuar con tu emprendimiento.

Cuándo cerrar un negocio

La palabra clave es rentabilidad. Piensa en las siguientes tres preguntas

  1. ¿Tu negocio está siendo rentable?
  2. ¿Va en camino a ser rentable?
  3. ¿Puedes cambiar una rentabilidad negativa a una positiva?

La primera pregunta nos da luces para saber si es tiempo de cerrar las puertas y bajar el letrero de nuestro negocio.

Si no es rentable, es candidato a ser cerrado. Pero hay que ir más allá. Hay que analizar las causas. En otras palabras, preguntarse:

¿Por qué no es rentable?

Razones para cerrar un negocio:

Realiza un listado de las razones por las cuales tu negocio no es rentable, estas razones llámalas problemas y trata de buscar soluciones. Si encuentras soluciones, tu negocio se puede salvar; de lo contrario lo mejor es cerrarlo. Aquí algunos ejemplo de razones para cerrar un negocio y posibles soluciones:

Falta de clientes: El negocio no está siendo rentable porque no tiene suficientes clientes. Posibles soluciones: Realizar una campaña de publicidad para dar a conocer tu negocio. Trasladar tu local a una avenida más concurrida.

Los egresos son mayores a los ingresos: Cuando esto sucede la rentabilidad es negativa. En los pequeños negocios el alquiler del local es un egreso muy alto. Una posible solución sería trasladar el negocio a un local más económico.

El producto ya no interesa: Por el avance de la tecnología, hay productos que se vuelven obsoletos y definitivamente hagas lo que hagas, tus ventas tenderán a cero, y por lo tanto tu negocio no será rentable. Un ejemplo de esta situación son las video tiendas. La única solución es cerrar el negocio.

¿Que otros negocios o profesiones tienden a desaparecer? Descubrelo aquí.

No continuar solo por razones sentimentales. Ejemplo: era la tienda de mi abuelo y por eso no la cierro. Una solución más bien, sería convertirla en un museo y cobrar por la entrada.

Enterate cuales son  los negocios del futuro.

No cierres tan rápido tu nuevo negocio:

Aquí nos referimos a la segunda pregunta: ¿Va en camino a ser rentable? Los impacientes quieren ver grandes ganancias en un negocio que apenas lleva pocos meses.

Si has iniciado un nuevo negocio, ten paciencia. Las rentabilidades positivas suelen darse después del primer o segundo año. Los primeros meses son de crecimiento y de darlo a conocer.

Buenas señales de que tú negocio será rentable a mediano plazo:

  • Semana a semana, tus clientes están aumentando.
  • La clientela realiza buenos comentarios de tu producto o servicio.
  • Tu marca cada día es más conocida

En lugar de cerrar tu negocio, cambiar o pivotear:

La tercera pregunta era: ¿Puedes cambiar una rentabilidad negativa a una positiva? Aquí quiero que te enfoques en el verbo cambiar.

Se suelen contemplar dos opciones radicales: cerrar o continuar. Pero la tercera opción que consideramos en este apartado, alude a la adaptación; al cambio para sobrevivir.

Pivotear es un concepto que viene de las startup. Y que consiste en cambiar el modelo de negocio según las circunstancias o del aprendizaje de podemos sacar de la reacción de los clientes con tu negocio. Por ahora, puedes considerar el termino Pivotear como sinónimo de cambiar.

Te daré un ejemplo de cómo se fuera podido aplicar la técnica de pivotear (cambiar modelo de negocio) en una empresa que decidió cerrar.

Blockbuster, fue una famosa video tienda a nivel mundial. Su modelo de negocio era alquilar películas. Pero, en la década del 2000, al expandirse el internet, las personas optaron más bien por ver películas en internet; Blockbuster perdió clientes, su rentabilidad tendió a cero, no hizo mayor cosa para adaptarse a las nuevas circunstancia y tuvo que cerrar. Desapareció.

Blockbuster debió pivotear, cambiar su modelo de negocio. Ya tenía una marca mundialmente conocida y le fuera sido fácil enganchar a sus clientes con servicios en internet; algo muy similar a lo que hoy en día es Netflix.

¿Y tú como puedes pivotear con tu negocio?

Es una respuesta y decisión que solo tú puedes dar según los datos que te brinden tu negocio y tus clientes. Algunos ejemplos:

Pivotear puede ser por ejemplo:

  • Hacer domicilios por que el arriendo del local es muy caro.
  • Hacer solo domicilios por que el 80% de tus clientes así lo han solicitado, y no vale la pena pagar un local para atender solo el 20%. Esto tiene que ver con la ley de Pareto.
  • Cerrar un costoso local de pizzería y montar una pizzería en un carro porque tu experiencia te llevo a saber que es mejor ir a buscar los clientes.

La gran conclusión para saber si es tiempo de cerrar un negocio es que hay que encontrar los problemas y tratar de solucionarlos, en algunos casos la salida es cerrar, pero la mejor opción es pivotear. No te quedes quieto. Adáptate al cambio.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *