Negocio de Sastrería

El negocio de  sastrería es un tipo de emprendimiento que ha trascendido las modas momentáneas y se mantiene en pie en la industria de la costura. A pesar del advenimiento de los almacenes de ropa, entre las personas todavía existe una tendencia a mandar hacer sus trajes por motivos que van desde la parte laboral hasta eventos sociales como matrimonios.

negocio de sastrería

Imagen cortesía de dan / FreeDigitalPhotos.net

Guía sastrería

Te presento una guía para que montes tu negocio o servicio de sastrería. La Profesión de sastrería te da cierta independencia, en el sentido que serás tu propio jefe. Aunque cuando te lleguen bastante clientes, sobre todo en ciertas temporadas, te veraz copado de tiempo. Por supuesto esto se verá recomendado con tus ganancias

La estrategia: por su enfoque, se estima que la clientela masculina es la que más acude a un negocio de sastrería. Si bien se realizan trajes para personas de todas la edades, las estadísticas se inclinan que son los hombres que superan los 30 años quienes más valoran este tipo de negocio de costura como servicio personal

Establecer con antelación cuál es su clientela objetiva, le permitirá elaborar un plan estratégico más certero en cuanto a la demanda del servicio de sastrería. Igualmente, es importante que conozca quien es su competencia de manera indirecta, como almacenes de cadena o de ropa de centros comerciales  y la directa, que serían otras sastrerías.

Si analiza los datos adecuadamente podrá notar cuáles son sus debilidades y fortalezas, por lo que tome nota de ellas, seguramente así encontrará la forma de distinguirse de su competencia.

Como en cualquier negocio, en las sastrerías hay épocas de poca rotación por lo que es importante que determine planes de contingencia.

El espacio: la ventaja de una sastrería  es que puede iniciar su negocio en casa, lo que le permitirá ahorrar en costos. Aun así es importante adecuar un lugar, de tal manera que cuente con una buena iluminación y ventilación. También es recomendable dividirlo en zonas:

  • Zona de trabajo: con las máquinas de coser y dándole una ubicación a los accesorios como tijeras, reglas, metros de costura, moldes, maniquíes entre otros. Todo de la manera más organizada posible, no solo por sus clientes si no por usted mismo, pues no hay nada más incómodo que perder tiempo buscando algo.
  • Zona administrativa: como un pequeño despacho con su teléfono, computador, recibos y demás.
  • Zona de atención al cliente: algunas sillas, revistas y opcionalmente, podría ubicar allí los espejos.

Sugerencias  para montar una sastrería

Publicidad: enfóquese en lo positivo. Una de las grandes ventajas competitivas de los talleres de confección masculina es que dan la posibilidad de que los trajes elaborados allí tengan más estilo, pues se ajustan a las medidas exactas del cliente y permite que este luzca impecable para sus presentaciones.

Tenga presente esta y otras cualidades del servicio para la publicidad, ya sea por medio de volantes o a través de las redes sociales, que son una de las formas más inmediatas de darse a conocer.  En el día de hoy no se puede descartar crear una página web para su negocio.

Servicio: la sastrería es un tipo de negocio que implica un contacto directo con el cliente por lo que es importante que usted mantenga una buena actitud y sea cordial en el trato. Igualmente, sea puntual con sus compromisos. Por ello debe buscar la manera de organizar su agenda, recuerde que el boca  a boca es la manera más efectiva de dar a conocer un negocio de sastrería tanto en sus aspectos positivos como en los que no lo son.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *